Cómo ahuecar los modelos 3D con Meshmixer para ahorrar materiales y tiempo | Formlabs

Las  impresoras 3D de estereolitografía (SLA)  crean piezas totalmente densas por defecto. Cuando no estés imprimiendo piezas funcionales que requieran resistencia estructural, ahuecar tu modelo 3D puede ser una buena manera de ahorrar una cantidad considerable de material y de tiempo.

Estos son algunos de los diseños que recomendamos ahuecar:

Con la ayuda de  PreForm (gratuito) y la herramienta de ahuecado de Meshmixer (gratuita), puedes preparar tu modelo para la impresión en tres sencillos pasos.

Meshmixer tiene muchas más funciones que ofrecer para la edición de archivos STL para impresión 3D. Echa un vistazo a nuestro tutorial exhaustivo de Meshmixer que ofrece 15 consejos útiles tanto para usuarios principiantes como avanzados.


Solicita una pieza de muestra

Experimenta la calidad de la impresión por SLA de primera mano. Enviaremos una pieza de muestra impresa en 3D en una impresora 3D SLA de Formlabs de manera gratuita a tu oficina.

Solicita una muestra gratuita


Paso 1: Encuentra la orientación correcta

Durante el proceso de impresión SLA, tu modelo se imprime capa a capa y se levanta fuera de la resina líquida a medida que la base de impresión se desplaza gradualmente hacia arriba por el eje Z. En función de tu impresora 3D, cuando imprimas un objeto hueco podría quedar resina atrapada en el interior de la impresión, al solidificarse las capas por la acción del láser debajo del líquido. Puedes evitar esto encontrando la orientación correcta para imprimir tu modelo y añadiendo estratégicamente orificios de ventilación para dejar que salga la resina.

Abre tu modelo en PreForm y oriéntalo de manera que la impresión sea óptima. El lado más cercano a la base de impresión debería ser el que no será visible en el objeto o en el que se pueda colocar un orificio de ventilación sin influir en el funcionamiento de la pieza. Procura no tener múltiples voladizos negativos, porque también podrían retener resina en el interior.

Orienta el modelo en PreForm para que la impresión se desarrolle lo mejor posible, teniendo en cuenta la ubicación de los posibles orificios de ventilación.

Paso 2: Ahueca tu modelo en Meshmixer

En primer lugar, abre el modelo en Meshmixer. Puedes orientarlo de forma idéntica a la configuración predeterminada de PreForm, si eso facilita encontrar el lugar correcto para los orificio de ventilación. Haz clic en Edit > Transform (Editar > Transformar). Busca la herramienta de ahuecado de Meshmixer haciendo clic en Edit > Hollow (Editar > Ahuecar) y ajusta la configuración según tus preferencias para el grosor de las paredes. Meshmixer creará una oquedad en tu modelo según la distancia que especifiques.

¿Qué debes tener en cuenta para obtener los mejores resultados?

  • El grosor de la pared influye directamente en la resistencia de tu impresión. Dado que no hay estructura interna ni andamios en el interior de la impresión hueca, que la cáscara sea delgada hará que los modelos grandes sean frágiles.
  • Cuanto más delgadas sean las paredes, menos material requerirá la impresión y más ligera será. Si necesitas una pieza más resistente o totalmente densa, también puedes rellenar el modelo con materiales económicos como resina epoxi o yeso después de la impresión.

El siguiente paso es generar los orificios de ventilación. Coloca uno lo más cercano posible a la base de impresión y cómo mínimo uno más en la superficie que prefieras. Esto contribuirá a la circulación del aire y la resina durante el proceso de impresión, así como a la circulación del alcohol isopropílico durante la limpieza. A veces, las superficies planas quedan destrozadas al añadir un orificio. Para evitarlo, pulsa Edit > Make Solid (Editar > Hacer sólido) para que esta función genere una malla fácil de manipular. Ten en cuenta que tu malla puede perder calidad si haces esto, a no ser que uses los controles deslizantes para mantener dicha calidad.

Especifica los ajustes que prefieras en Meshmixer y añade orificios de ventilación a tu modelo (marcas rojas en la imagen).

Cuando hayas terminado, acepta la configuración y exporta tu modelo desde Meshmixer con un formato .stl.

Paso 3: Imprime tu modelo

Ahora ya estás listo para imprimir. Importa el modelo 3D modificado en PreForm y oriéntalo de forma idéntica a la de los pasos anteriores, para que los orificios de ventilación estén tan cerca de la base de impresión como sea posible. A partir de aquí, la impresión y el posacabado siguen el mismo camino que las impresiones por SLA regulares.

El ahorro de tiempo y de material dependerá el modelo y los ajustes concretos que elijas. En nuestro ejemplo, los resultados para un modelo de 112 mm × 85 mm × 114 mm con 2 mm de distancia y un grosor de capa de 0,1 mm son los siguientes:

Comparación general

Pieza densa originalPieza hueca
Material246,28 ml246,28 ml
Tiempo de impresión15 h 35 min7 h 47 min

 

El modelo hueco acabado, impreso con la resina estándar White Resin de Formlabs

Descubre más sobre la impresión 3D por SLA

¿Aún no tienes una impresora 3D SLA? Descubre la Form 3 y explora nuestra página de materiales  para saber más sobre las resinas de Formlabs.

¿Sientes curiosidad por saber qué aspecto tienen las piezas de SLA y cuál es su rendimiento? Solicita una muestra gratuita  para experimentar la calidad de la SLA de primera mano.

Solicita una muestra gratuita impresa por SLA