Productos innovadores y pioneros

Impresos con Formlabs

La Everyday Backpack, la mochila de uso diario que ofrece un acceso, expansión ajustable, organización y estética inigualables. El Travel Tripod, el trípode de viaje ultracompacto que reduce al mínimo las zonas de aire (espacio negativo) cuando está plegado. Estos productos no hacen concesiones en cuanto a la calidad o el rendimiento. Y detrás de ellos está Peak Design.

Productos de primer nivel diseñados con pasión

A la hora de lanzar nuevos productos, los ingenieros de Peak Design siempre se preguntan: ¿Este producto supera con creces a su competencia? ¿Va a volver a otros productos obsoletos y a crear usuarios entusiastas y leales?

Compuesta de diseñadores que solo fabrican productos que ellos mismos quieren usar y con una clientela que les asocia con una calidad innovadora e inigualable, en Peak Design se comprometen a seguir unos estándares de calidad y rendimiento más altos que los de la mayor parte de marcas de consumo. Si hablamos de entrar en mercados ya establecidos, este objetivo implica introducir cambios revolucionarios que mejoren tanto la estructura como la funcionalidad de objetos de uso diario, como bolsas y accesorios para el transporte de dispositivos.

Todos los productos se conciben y construyen desde cero con las necesidades de los usuarios siempre en mente. El tiempo de desarrollo nunca se apresura; los ingenieros cuentan con meses o incluso años para perfeccionar los diseños y crear nuevos mecanismos innovadores.

Diseños únicos para el uso diario

En palabras de Peter Dering, Fundador y CEO:

«Cada vez que presentamos un producto, la opinión previa que los consumidores tienen de nuestra marca se refuerza. Prestamos muchísima atención a los pequeños detalles y consideramos constantemente cómo se van a utilizar nuestros productos. Y esto es posible gracias a que nunca aceleramos los procesos de ingeniería».

La Everyday Backpack es un claro ejemplo de estos estándares de diseño.

Todas las piezas de la mochila se han diseñado desde cero, desde la creación de un sistema inteligente de separadores hasta la implementación de un diseño en el que todas las aperturas de la mochila facilitan el acceso y optimizan la funcionalidad. A la hora de crear un sistema de cierre único para la Everyday Backpack, el equipo utilizó la impresión 3D para probar y diseñar componentes que nunca antes se habían utilizado en el diseño de mochilas.

El MagLatch, un broche de cierre de diseño único, es seguro y fácil de usar, una combinación difícil de perfeccionar. Cuanto más fácil es abrir una mochila, mayor es el riesgo de que esta se abra por error. Por tanto, también es necesario garantizar la seguridad de los objetos que se encuentran dentro de la mochila durante los viajes largos. El MagLatch cumple este propósito ya que se puede ajustar con facilidad con una sola mano y al desplazarse entre varios herrajes amplia la capacidad de la mochila dependiendo de la carga.

Dada la ergonomía del boche de cierre, los ingenieros sabían que visualizar realmente el clip era imposible en dos dimensiones. En Peak Design ya habían invertido en un par de impresoras 3D, así que empezaron a imprimir modelos del MagLatch para poder visualizar el mecanismo de cierre. Los prototipos centrados en replicar la estética del diseño pusieron al equipo en el buen camino hacia la forma y ergonomía perfectas y sirvieron para visualizar cómo encajaba el producto en una mochila real, así como experimentar la sensación que producía. La velocidad que la impresión en la empresa les ofrecía permitió al equipo realizar cambios constantes en el diseño, con pequeñas variaciones en los ángulos y los bordes para conseguir la percepción de producto perfecta. La Grey Resin se convirtió en el material predilecto gracias a su acabado de superficie liso, lo que favorecía que las impresiones fuesen aún más similares al que sería el diseño final del broche de cierre.

El ingeniero de diseño Max Maloney y su equipo establecieron un ritmo de trabajo: iniciaban una impresión 3D por la noche; esta estaba lista por la mañana cuando volvían a la oficina; entonces, la revisaban con el resto del equipo e iniciaban una nueva impresión antes de dejar la oficina ese día. La capacidad de poder crear prototipos cada día animó al equipo a experimentar, lo que redujo el coste asociado a los errores de diseño.

Cuando llegó el momento de empezar a producir en masa, el equipo imprimió una última versión final del broche de cierre y lo envió para su producción mecanizada ese mismo día. Este proceso fue fluido e impecable en todas sus etapas: desde el CAD hasta la impresión final, pasando por los modelos fabricados en la empresa. La sencillez de la producción permitió que los ingenieros de Peak Design creasen un sistema de cierre para mochilas superior a cualquier alternativa disponible en el mercado.

El éxito que no perjudica a nadie

A medida que las empresas de productos de consumo crecen, estas se ven sometidas cada vez a más presión para encontrar atajos que les ayuden a tener éxito. Estos atajos pueden darse en forma de un aumento de los contaminantes nocivos o de la reducción de costes al trasladar la producción a empresas que pagan sueldos bajos a su mano de obra. Sin embargo, Peak Design quiere ser un modelo para otros y demostrar que los negocios no tienen que sacrificar la calidad de los productos, la retención del personal o la innovación para llegar al éxito.

En un viaje a Vietnam en 2017, Peter Dering pudo ver en un almacén la cantidad de materiales correspondiente a un mes de producción. Tras su vuelta a EE. UU., Dering decidió que la empresa debía hacer frente a la cantidad de productos petroquímicos que se utilizaban es sus procesos de producción. Desde ese momento, la neutralidad en las emisiones de carbono se ha convertido en la misión principal de Peak Design. La empresa ha creado una fórmula que funciona y de la que Peter está seguro que será igual de eficaz para otros: medir, reducir y compensar.

«A veces, los ecologistas se niegan a aceptar el mundo tal y como es y lo que el capitalismo nos ha dado. Hay una facción del ecologismo, entre los movimientos verdes, que no es nada pragmática y permite que las marcas se aprovechen de eslóganes para vender sus productos. Para las marcas es fácil utilizar mensajes y estrategias para crear narrativas publicitarias que los clientes están deseosos de consumir», declara Dering.

Para entender el verdadero impacto que su negocio tiene sobre el planeta, Peter se propuso medir, reducir y compensar el 100% de la huella de carbono de Peak Design. Este objetivo se ha convertido en una de las misiones fundamentales de Peak Design y está grabado a fuego en la cultura de la empresa junto al desarrollo de producto.

En palabras de Dering: «Aspiramos a dejar el planeta mejor de lo que lo encontramos. Somos conscientes de que la fabricación y el envío de productos dañan el medioambiente. Por eso, nos sentimos responsables, como empresa y de forma individual, de compensar este impacto. Donamos un 1% de nuestros ingresos a organizaciones medioambientales sin ánimo de lucro. Además, nuestros productos cuentan con garantía de por vida y reacondicionamos los que se estropean para mantenerlos en uso y fuera de los vertederos. Podemos y vamos a hacer mucho más».

De una nota adhesiva al mundo

En 2011, el fundador Peter Dering esbozó la idea para el diseño de un nuevo trípode en una nota adhesiva. Este simple dibujo fue el comienzo de un viaje de casi cuatro años hasta el lanzamiento del Travel Tripod.

Tradicionalmente, los trípodes son pesados y muchas veces se quedan fuera del  equipaje de los viajeros para hacer sitio para otros objetos o para reducir el peso en los viajes largos. Los retos asociados a la creación de un concepto nuevo eran considerables: reducir todo el espacio negativo o desperdiciado, reducir el diámetro general del trípode para que fuese más fácil de llevar y reducir el peso, todo ello sin hacer concesiones en cuanto a la estabilidad, la altura, la durabilidad y demás características.

En el transcurso de cuatro años, Peter Dering creó el diseño competo de seis prototipos. Cada diseño consiste en múltiples piezas, con piezas individuales para las que se generaron hasta 20 diseños. El Travel Tripod fue tomando forma con cada nuevo esbozo, diseño CAD e impresión.

Como empresa privada que se debe a sus consumidores, no a accionistas, Peak Design se negó a apresurar el diseño del Travel Tripod o a darlo por terminado hasta que el diseño que Peter esbozó en la nota adhesiva original se hizo realidad por completo. Pero, incluso sin accionistas, los costes pueden seguir siendo un obstáculo. La impresión 3D desempeña un papel importante a la hora de contribuir a que Peak Design pueda crear productos inéditos en el mercado, tanto en términos estéticos como de funcionalidad. Al eliminar los costes y plazos asociados a la externalización de la producción, una pequeña empresa privada como Peak Design puede permitirse crear diez o incluso veinte prototipos de forma asequible. Este hecho concede a los ingenieros un tiempo precioso, incluso si el proceso de desarrollo se extiende durante varios años. Lo que genera soluciones únicas superiores a los productos habituales que se pueden encontrar en el mercado.

En palabras de Max Maloney:

«La impresión 3D en nuestra empresa ha mejorado tanto la estética, como la funcionalidad. Nos ha permitido, como empresa pequeña, crear docenas de prototipos gracias al ahorro de tiempo y coste que esta ofrece en comparación con la externalización de la producción. La impresión 3D hizo posible que el equipo consiguiese más con menos».

Tras pasar por varias versiones a lo largo de cuatro años, finalmente, el Travel Tripod se comercializó con una extraordinaria acogida. Según la breve reseña de un cliente: «El Travel Tripod de Peak Design cumple todos los requisitos, y más, para merecerse un espacio en tu bolsa de equipo. La próxima vez, tendrás que sacar otro accesorio de la bolsa para aligerarla».

Una empresa que no hace concesiones

Peak Design aspira a crear productos que duren toda una vida para ayudar a mantener un planeta que dure para siempre. Los productos de consumo de primer nivel como la Everyday Backpack o el Travel Tripod generan usuarios entusiastas y leales, que se ven motivados por la capacidad de la marca de abarcar más con menos y por la posibilidad de probar nuevas ideas en categorías de productos que estaban estancadas.

Se pueden decir tantas cosas buenas de Peak Design que no cabrían incluso en una de sus maravillosas y minuciosamente diseñadas mochilas.

Conoce al diseñador: Max Maloney

Cuatro preguntas para un ingeniero de diseño

Pregunta: Desde tu posición de diseñador, ¿cómo mides el éxito de un producto?

Respuesta: Normalmente, desde el punto de vista de la ingeniería, el éxito es una variable fácil de medir: ¿es el producto lo suficientemente resistente?, ¿cumple nuestro objetivo de fiabilidad?, ¿hemos logrado nuestro objetivo de peso?, etc. Sin embargo, el éxito real de un producto desde el punto de vista de los consumidores es más difícil de medir, además de estar más relacionado con las emociones. Cuando un consumidor escoge un producto que nunca antes ha usado y se le ilumina la cara con una expresión de «¿Cómo han hecho esto?», ese es el momento en el que sabes que lo has logrado. 

Pregunta: ¿Qué te gusta de Peak Design?

Respuesta: La posibilidad de poder trabajar en productos que yo quiero usar. En la empresa, el trabajo no parece trabajo. La oportunidad de crear productos que yo voy a querer usar es muy gratificante. Mi trabajo acaba entrando a formar parte de mi vida porque uso estos productos constantemente. Y de algunos de ellos, como de la pinza para cámaras Capture, me siento muy orgulloso. La lanzamos hace ya algunos años, se vendió estupendamente y aún hoy sigue siendo el mejor producto de su categoría, después de años disponible en el mercado; está claro que no vamos a tener que alterar el diseño en muchos años. La posibilidad de poder fabricar productos como este es lo que aprecio de Peak Design.

Pregunta: ¿Cuál es tu resina favorita?

Respuesta: Cada uno de nosotros en Peak Design tiene su propia resina favorita. En estos momentos, me encanta la Grey Resin en la Form 3, en parte, por la facilidad con la que se pueden eliminar los soportes. Además, casi no necesita posacabado. Otros ingenieros usan la Rigid Resin, para piezas estrechas. La Black Resin también es muy popular, ya que muchas de nuestras piezas finales son negras y nos ayuda a lograr prototipos que en términos estéticos se parecen aún más al diseño final.

Pregunta: ¿Qué es lo que más te sorprendió de la impresión 3D?

Respuesta: La precisión. Aún recuerdo la primera vez que oí hablar sobre la impresión FDM y lo mucho que me decepcionó lo poco exactas e irregulares que eran las piezas. La precisión que ofrecen las impresoras SLA actuales, como la Form 3, se ajusta totalmente a mis necesidades. Es posible crear conjuntos con espacios libres de 150 micras y el resultado sigue siendo efectivo. A menudo no es necesario ajustar los espacios libres a la hora de imprimir diseños de conjunto que se prevé fabricar; ¡me parece increíble!

Solicita una muestra

Empieza a expandir tu creación de prototipos y tu producción hoy mismo.

Solicita una muestra

¿Te interesaría colaborar?

¡Nos encantaría conocerte! Envía tu consulta y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.