Pantallas de protección facial contra la COVID-19

¿Qué son las pantallas de protección facial?

Profesionales sanitarios con pantallas de protección facial impresas por So-boat.

El problema

Los profesionales sanitarios de primera línea se están quedando sin equipos de protección individual (EPI). En muchos hospitales, los equipos de protección individual son un recurso limitado y en algunos casos se han agotado, lo que deja a los profesionales sanitarios sin la protección necesaria para llevar a cabo su trabajo con seguridad, aumentando así las probabilidades de que se infecten.

Esta página describe los esfuerzos que se han llevado a cabo en Francia. Descubre más sobre el desarrollo de pantallas de protección facial en Estados Unidos.

¿Cómo se fabrican las pantallas de protección facial?

Arriba: El diseño de las pantallas de protección facial en 3D de BioSummer se puede combinar para fabricar hasta 16 unidades en una sola impresión.

Abajo: Gregory Duquesnoy de So-boat donó cientos de pantallas a tiendas, farmacias y panaderías.

La solución

Las pantallas de protección facial desechables de plástico están pensadas para que los profesionales sanitarios las utilicen por encima de las mascarillas para protegerse de la tos, los estornudos y el sudor de los pacientes. 

Las pantallas protectoras limitan la exposición a aerosoles y salpicaduras desde el frente, protegiendo así una mayor superficie de la cara en comparación con las gafas de seguridad habituales, a la vez que proporcionan una buena ventilación. Al reducir la exposición a aerosoles y salpicaduras de las mascarillas N95, entre otras, que cubren la boca y la nariz, las pantallas de protección facial también permiten que los profesionales sanitarios puedan llevar estas mascarillas durante más tiempo.

Las pantallas de protección facial consisten en una pantalla transparente, una tira de plástico en forma de herradura que sirve de marco para la pantalla y una tira elástica para ponérsela alrededor de la cabeza. Se puede recurrir a la impresión 3D para fabricar las tiras con forma de herradura, mientras que el resto de las piezas se pueden adquirir fácilmente en cualquier tienda.

Dado que resultan relativamente fáciles de fabricar, las pantallas de protección facial son una de las aplicaciones más populares de la impresión 3D para crear equipos de protección individuales.

En Raincy, Francia, el Hospital Robert-Ballanger utiliza dos impresoras SLA Form 3B para fabricar pantallas para el personal del hospital. Tras los buenos resultados que ha logrado el hospital, el ayuntamiento de Raincy también adquirió dos impresoras Form 3B para producir más pantallas para los profesionales sanitarios y los comerciantes locales. Las impresoras 3D están instaladas en el salón de bodas del ayuntamiento, cuyos servicios se han suspendido por el momento. Durante los últimos 10 días, el hospital y el ayuntamiento han fabricado alrededor de 200 pantallas y están planeando imprimir otras tantas en 3D en los próximos días. 

En Marsella, Francia, So-boat, una empresa especializada en la fabricación de modelos de barcos personalizados, ya ha imprimido 300 pantallas de protección facial y fabrica tandas de 100 pantallas por semana. Estas pantallas están destinadas a facultativos de medicina general, a la unidad de cuidados intensivos para pacientes de COVID-19 y al servicio de cardiología de un hospital local, al servicio geriátrico de una clínica, así como a tiendas, farmacias y panaderías.

Nota importante acerca de la elección del material

Se deben emplear materiales biocompatibles para aquellas aplicaciones que requieran contacto con la piel (véase el aviso legal). La Surgical Guide Resin de Formlabs, diseñada para imprimir accesorios para implantes endoóseos, es una resina biocompatible que puede estar en contacto con una superficie durante un corto plazo de tiempo (por ejemplo, una membrana mucosa) y que se puede esterilizar en autoclave.

Si se usa un material más flexible para que la pantalla sea más cómoda, como la Tough 1500 Resin o la Durable Resin de Formlabs, recomendamos aplicar una capa de productos biocompatibles (por ejemplo, el revestimiento Luxaprint flex coat o ComfortCoat) o pegar una cinta de felpa adhesiva en cualquier superficie que vaya a estar en contacto con la piel. 

Asegúrate de que los revestimientos biocompatibles sean compatibles con los otros requisitos de aplicación antes del uso. Un ejemplo es EP42HT-2Med, un revestimiento de clase VI USP resistente a los disolventes y compatible con múltiples ciclos de esterilización. Sigue las instrucciones del fabricante para aplicar el revestimiento de manera uniforme para un rendimiento óptimo.

Nota:  Luxaprint flex coat, ComfortCoat y EP-42HT-2Med son revestimientos de terceros y no están afiliados con Formlabs Inc.

Diseños imprimibles en 3D

Formlabs ha investigado y probado numerosos diseños de pantallas de protección facial durante las últimas dos semanas. En la fecha de esta actualización, el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) ha validado dos diseños de impresión 3D para uso clínico. 

El visor transparente no se puede imprimir en 3D, pero se puede encargar a fabricantes tradicionales y proveedores de material médico. El plástico transparente suele estar disponible en láminas cortadas mediante láser. El NIH ahora permite el uso de láminas transparentes estándar de tamaño carta (21,59 x 27,94 cm).


Pantallas de protección facial disponibles actualmente:

Para imprimir con impresoras de Formlabs:

Para imprimir con impresoras de otras marcas:

En colaboración con

Aviso legal

Formlabs ha creado esta página web y ha participado a distintos niveles en los proyectos que hemos descrito durante una crisis sanitaria mundial.  Estamos trabajando en múltiples proyectos para paliar la carencia de suministros sanitarios en todo el mundo, pero la seguridad de los pacientes sigue siendo nuestra principal preocupación. Debemos recordar a quien intente mitigar estas carencias que las mascarillas, bastoncillos, pantallas de protección facial y otros productos impresos en 3D pensados para prevenir la COVID-19 o tratarla son dispositivos médicos. Por ello, deben ser seguros para su uso previsto. Quien se plantee fabricar estos productos debería considerar lo siguiente:

  • Formlabs es un fabricante de materiales de impresión 3D con los que se pueden fabricar dispositivos finales según su etiquetado. Cualquier otro producto fabricado a partir de estos materiales se debe verificar y validar para su uso previsto.

  • Es posible que el dispositivo que deseas fabricar no cuente con las aprobaciones y permisos normativos necesarios. Si fabricas dispositivos médicos, sigue las indicaciones de la etiqueta de cada material.  Es posible que necesites asesoría fiable respecto a la normativa aplicable. 

  • Ten en cuenta la normativa local, las fichas de datos de seguridad de los materiales, las capacidades del software, los requisitos de esterilización y los requisitos institucionales antes de imprimir en 3D dispositivos médicos.

  • Los organismos normativos (como la FDA en los Estados Unidos, el BfArM en Alemania, el Ministerio de Sanidad en Italia, la ANSM en Francia, etc.) pueden realizar una revisión rápida de la información de fabricación o de las propuestas previas al lanzamiento al mercado.

Formlabs no garantiza que los productos no fabricados por Formlabs sean adecuados para su uso previsto.