All Posts
Guías

Cómo pasar de la odontología analógica a la digital

No hay forma de evitarlo: el futuro de la odontología es digital. Gracias a las innovadoras tecnologías digitales de impresión para odontología, la planificación del tratamiento, el diseño y la impresión 3D, lo que antes tenía un coste prohibitivo ahora es cada vez más accesible y ya está transformando miles de clínicas dentales y laboratorios por todo el mundo. Los procesos de diseño y fabricación asistidos por ordenador (CAD y CAM respectivamente) continúan sustituyendo los procesos de trabajo tradicionales y se han convertido en una parte habitual de la atención dental. Por este motivo, las soluciones digitales han pasado a ser una consideración necesaria para cualquier empresa del sector de la odontología.

¿Cuáles son las ventajas de pasarse al trabajo digital? ¿En qué se diferencian los procesos de trabajo digitales de los analógicos? ¿Cuáles son las mejores estrategias para empezar? Encuentra la respuesta a todas tus preguntas en nuestra guía sobre odontología digital.

¿Estás buscando una impresora 3D para odontología? Consulta la guía que hemos elaborado, en la que te explicamos las distintas tecnologías de impresión 3D que se emplean en odontología y todos los elementos a tener en cuenta antes de invertir en una impresora 3D.


Form 3B
Seminario web

Demostración del producto: Form 3B, la impresora 3D para odontología

Ve la demostración del producto para aprender más sobre el funcionamiento de nuestra nueva impresora 3D LFS para odontología de la mano de un experto de Formlabs.

Ve el seminario web ahora


¿Por qué debes pasarte al trabajo digital?

Gran calidad y precisión

No hay dos casos iguales en odontología. La anatomía de cada paciente es única y cada tratamiento está diseñado a medida gracias a una larga tradición de prácticas artesanales centradas en las personas. Sin embargo, como con cualquier otro oficio, la calidad depende de las habilidades de cada dentista, auxiliar o técnico y no es nada fácil obtener productos dentales robustos, asequibles y de alta calidad cuando existen tantas posibles fuentes de error.

La odontología digital reduce los riesgos e incertidumbres provocados por los factores humanos y aporta una mayor consistencia, precisión y fiabilidad en cada etapa del proceso de trabajo. El escáner intraoral 3D elimina muchas de las variables asociadas con la impresión tradicional, lo que proporciona a los técnicos dentales datos más precisos para llevar a cabo el diseño. El software de diseño dental asistido por ordenador (CAD) proporciona interfaces visuales similares a las de los procesos de trabajo tradicionales, con la ventaja añadida de que pueden automatizar ciertos pasos, así como identificar y solucionar fácilmente los errores. 

Los equipos de fabricación digital, como impresoras 3D o fresadoras, producen toda una gama de productos, prótesis e instrumentos personalizados de alta calidad con un mejor ajuste y con resultados repetibles, lo que aumenta la aceptación clínica por parte de las clínicas dentales y los pacientes y reduce los errores y la necesidad de realizar ajustes, todo ello a un coste más bajo.

Eficacia mejorada: ahorro de tiempo y dinero

Pasarse a la odontología digital puede ser una decisión empresarial sensata, ya que mejora la eficiencia de los procedimientos dentales y optimiza los procesos de trabajo.

En una clínica dental, ahorrar tiempo en tareas de poca importancia se traduce en citas más cortas, mejoras en el rendimiento y una mayor satisfacción por parte del paciente. Además, el uso de escáneres intraorales 3D para capturar impresiones fácilmente reduce no solo el tiempo de consulta, sino también el coste de los materiales y la necesidad de enviar impresiones al laboratorio dental. Se puede obtener información al momento y no se producen errores manuales como vacíos, burbujas o desgarros, eliminando así la necesidad de volver a fabricar las piezas. 

El uso de escáneres intraorales ayuda a reducir el tiempo de consulta, el trabajo, el coste de los materiales y la necesidad de enviar impresiones al laboratorio dental.

El uso de escáneres intraorales ayuda a reducir el tiempo de consulta, el trabajo, el coste de los materiales y la necesidad de enviar impresiones al laboratorio dental.

Con la impresión 3D para la consulta, las clínicas pueden producir en sus propias instalaciones aplicaciones sencillas como modelos para diagnóstico, guías quirúrgicas, férulas o el diseño de la sonrisa, con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero.

En un laboratorio dental, el diseño y la fabricación digitales aumentan la productividad de los técnicos y reducen el trabajo manual. Como resultado, se optimiza la producción, se reduce la necesidad de repetir el trabajo y se dedica menos tiempo a cada unidad. Las herramientas de software de diseño dental asistido por ordenador (CAD) son programas de gran potencia destinados a aplicaciones específicas que permiten a los técnicos dentales diseñar y planificar toda una gama de restauraciones y aparatos. 

Las fresadoras y las impresoras 3D pueden trabajar por lotes de manera conjunta y funcionar sin supervisión incluso por la noche, añadiendo así un turno adicional a la mano de obra de un laboratorio sin generar más costes. Los sistemas profesionales más novedosos son tan rentables que cualquier laboratorio dental puede beneficiarse de ellos, sin importar su tamaño.

Experiencia y resultados mejorados para el paciente

Una de las ventajas más importantes de las tecnologías digitales es la mejora de la experiencia y la comodidad del paciente. Es más probable que un paciente satisfecho regrese a la clínica y se la recomiende a otras personas, lo que contribuye al éxito a largo plazo de cualquier clínica dental.

Las tecnologías digitales mejoran el proceso de trabajo desde el diagnóstico hasta la planificación y el tratamiento. El escáner intraoral es más rápido y mucho más cómodo que las impresiones tradicionales, mientras que el escáner de tomografía computarizada de haz cónico (CBCT) añade un nuevo conjunto de datos para contribuir a la planificación de la cirugía de implantes. La planificación del tratamiento y el diseño de las aplicaciones a través de medios virtuales hacen que los tratamientos sean menos invasivos y que las prótesis tengan un mejor ajuste. Las herramientas digitales también simplifican la comunicación entre el dentista y el paciente, así como entre la clínica y el laboratorio.

Como resultado, la odontología digital contribuye a acelerar los tratamientos, reducir las visitas y aumentar las tasas de aceptación de las prótesis con una mejora cuantificable de los resultados.

Las guías quirúrgicas impresas en 3D permiten que los implantes se coloquen de manera rápida y con gran precisión por tan solo 2-6 € por cada guía.

Las guías quirúrgicas impresas en 3D permiten que los implantes se coloquen de manera rápida y con gran precisión por tan solo 2-6 € por cada guía.

Nuevas oportunidades de negocio

El sector de la odontología está cambiando a gran velocidad. Los laboratorios que continúen aplazando la adopción de nuevas tecnologías corren el riesgo de que sus competidores los adelanten o de depender demasiado de centros de fresado y proveedores externos. 

Los modelos de troqueles extraíbles impresos en 3D son similares a los modelos fabricados de manera tradicional utilizados para comprobar el ajuste de las restauraciones finales.

Los modelos de troqueles extraíbles impresos en 3D son similares a los modelos fabricados de manera tradicional utilizados para comprobar el ajuste de las restauraciones finales.

Una encuesta con 300 laboratorios dentales de Estados Unidos realizada por The Key Group en 2018 concluyó que el 36 % de los laboratorios dentales en Estados Unidos contaba con tecnologías de impresión 3D, mientras que el 49 % estaba planeando o considerando adquirir una impresora 3D durante el año siguiente. La adopción de la tecnología se debe en parte a la necesidad de dar respuesta a las demandas de los dentistas: de media, el 15 % de los clientes dentistas de estos laboratorios envía archivos digitales, pero en algunas regiones este porcentaje ya ha alcanzado el 35 % y no para de crecer cada año. 

Los laboratorios que adopten los cambios y reaccionen rápidamente pueden convertirlos en una ventaja competitiva. Incluir las impresiones digitales en el trabajo reduce los prolongados plazos de envío de las impresiones físicas. Como resultado, los laboratorios digitales pueden atender a clientes en zonas geográficas más amplias o especializarse en ciertos productos.  


Muestra

Solicita una muestra dental gratuita impresa en 3D

¿Quieres comprobar su calidad de primera mano? Elige un material y te enviaremos una muestra gratuita impresa en 3D en la Form 3B para que la examines de primera mano. 

Solicita una muestra gratuita


El proceso de trabajo de la odontología digital

Con una amplia gama de especializaciones dentales, desde la odontología general hasta la implantología, la prostodoncia y la ortodoncia, el diseño de los distintos tratamientos y prótesis varía ligeramente dependiendo de la especialización y de la aplicación, pero todos siguen el mismo proceso de trabajo básico. 

1. Escaneado

 

Como sucede con la fabricación tradicional de productos dentales, la producción digital comienza con la anatomía individual del paciente. Se pueden emplear escáneres intraorales 3D en las clínicas dentales para capturar imágenes del paciente de forma digital, reemplazando así las impresiones manuales por unas más rápidas y precisas. De manera alternativa, los escáneres ópticos de escritorio de los laboratorios dentales se pueden utilizar para escanear impresiones tradicionales o modelos de escayola. Para los tratamientos y aplicaciones que requieran osteotomía del paciente, como guías quirúrgicas para colocar implantes, es necesario recopilar más datos con un escáner de tomografía computarizada de haz cónico (CBCT).

Herramientas recomendadas 

  • Para una clínica dental: escáner intraoral 3D, escáner de tomografía computarizada de haz cónico (CBCT) (opcional)

  • Para un laboratorio dental: escáner óptico de escritorio

2. Planificación y diseño

 

Tras el escaneado, se importan los datos anatómicos del paciente a un software de diseño dental asistido por ordenador (CAD) para planificar el tratamiento y diseñar las prótesis, los prototipos y los modelos. La mayoría de los programas informáticos para odontología utilizan procesos de diseño muy similares a los métodos tradicionales, con interfaces altamente visuales con funciones como articuladores virtuales con las que los técnicos están familiarizados. Gracias al diseño digital se obtienen tratamientos más sencillos y precisos y se simplifica la comunicación. Tras diseñar los tratamientos, se pueden exportar los modelos para su fabricación. Si es necesario fabricar una pieza de nuevo, se puede reutilizar el mismo diseño digital sin esfuerzo adicional.

Herramientas recomendadas tanto para las clínicas como para los laboratorios dentales: software de diseño dental asistido por ordenador (CAD)

3. Fabricación

 

Para fabricar una versión física del modelo digital de un producto dental, se cargan los modelos 3D al software de fabricación asistida por ordenador (CAM) o al software de anidamiento y después se envían a la impresora 3D o a la fresadora. Las impresoras 3D son una herramienta habitual tanto en los laboratorios como en las clínicas y pueden producir múltiples productos, incluyendo modelos dentales, guías quirúrgicas, férulas, retenedores, modelos de cera, patrones para fundición y prótesis dentales. Las impresoras 3D funcionan solidificando las piezas capa a capa para crear la forma de las aplicaciones y modelos dentales con precisión digital. Para crear aplicaciones de ortodoncia como alineadores transparentes o retenedores, puedes fabricarlos a partir de los modelos impresos en 3D utilizando procesos de trabajo y herramientas existentes, como el termoformado.

Las fresadoras son una herramienta habitual en los laboratorios dentales, pero también se pueden utilizar para ciertas aplicaciones en las clínicas dentales. Normalmente se emplean para crear restauraciones finales a partir de un bloque sólido de material, como circona. 

Herramientas recomendadas 

  • Para una clínica dental: impresora 3D

  • Para un laboratorio dental: impresora 3D, fresadora

Proceso de trabajo entre el laboratorio y la clínica

Con los procesos de trabajo tradicionales, la clínica realiza una impresión física del paciente y la envía a un laboratorio dental para que este cree los modelos, restauraciones o aplicaciones necesarios. Después, el laboratorio envía estas piezas de vuelta a la clínica para que comience el tratamiento. 

Con los procesos de trabajo digitales, cada paso individual del proceso se puede alternar fácilmente entre el laboratorio y la clínica, dependiendo de la complejidad del caso, las indicaciones o las herramientas disponibles en la clínica, entre otros. 

Por ejemplo, una clínica dental puede capturar una impresión digital o enviar una impresión manual para que el laboratorio la escanee. Con la impresión digital, las clínicas también pueden diseñar modelos, restauraciones y otras aplicaciones en sus propias instalaciones con el software de diseño asistido por ordenador (CAD) o externalizar el diseño a un laboratorio. Con la impresión 3D para la consulta, las clínicas pueden fabricar herramientas sencillas como guías quirúrgicas o férulas en sus propias instalaciones y delegar en los laboratorios las piezas más complejas, como restauraciones de cerámica. Por otra parte, los laboratorios pueden fabricar las piezas en sus propias instalaciones con impresión 3D o fresado o limitarse al diseño y enviar los archivos a su cliente para proceder a su impresión 3D en la clínica dental. 

En general, las tecnologías digitales simplifican el proceso de trabajo entre la clínica y el laboratorio, ya que ofrecen la posibilidad de optimizar la velocidad, la facilidad de uso o el coste, dependiendo del caso.

El proceso de trabajo digital para odontología te permite moverte entre la clínica dental y el laboratorio, lo que mejora la eficiencia y la colaboración.

El proceso de trabajo digital para odontología te permite moverte entre la clínica dental y el laboratorio, lo que mejora la eficiencia y la colaboración.

Cómo incluir los procesos de trabajo digitales en una clínica o laboratorio dental

1. Selecciona una aplicación

Es mejor que la transición a la odontología digital se haga de manera gradual, cambiando las aplicaciones una a una para evitar riesgos innecesarios. En primer lugar, selecciona una aplicación que tenga sentido para tu negocio. Piensa en un proceso de trabajo que en la actualidad sea ineficiente, poco fiable o costoso o, tal vez, en un producto que no puedas ofrecer en este momento a tus pacientes.

Para las clínicas dentales, la impresión 3D in situ puede reducir los costes y plazos de producción o permitir el uso de ciertos tipos de tratamiento, como por ejemplo la cirugía guiada. Los modelos dentales, las guías quirúrgicas y las férulas conllevan un proceso de trabajo sencillo que cualquier auxiliar de odontología puede aprender a realizar. Independientemente de la aplicación que elijas, empieza con un único caso de uso y ve ampliándolo a múltiples aplicaciones, pero continúa confiando en los laboratorios para los casos más complejos y las restauraciones finales. 

Para los laboratorios dentales, las impresoras 3D y las fresadoras ofrecen toda una gama de procesos de trabajo digitales. Las impresoras 3D profesionales son increíblemente versátiles: es posible fabricar una amplia gama de productos, incluyendo modelos para restauración dental, guías quirúrgicas, férulas, modelos para ortodoncia, alineadores, modelos de cera digitales, prótesis para fundición y prótesis dentales, todo en el mismo equipo cambiando únicamente los materiales. Las fresadoras ofrecen soluciones digitales para fabricar coronas, puentes, férulas y prótesis dentales completas o parciales, entre otros. Cada método de fabricación se debería considerar en base a la calidad y la rentabilidad. Por ejemplo, una fresadora dental se ajusta mejor para el fresado de restauraciones de cerámica y no tanto para productos de bajo rendimiento como modelos de cera para diagnóstico o bandejas de impresión personalizadas.

2. Define y prueba un proceso de trabajo digital

Cuando tengas una aplicación específica en mente, define el proceso de trabajo digital completo paso a paso para asegurarte de que entiendes todos los pasos necesarios para el escaneado, el diseño y la fabricación. 

En el caso de una clínica dental, considera si merece la pena invertir en un escáner intraoral o si vas a enviar modelos de yeso o impresiones físicas a tu laboratorio para que los escanee. Si diriges un laboratorio, considera si vas a recibir únicamente impresiones digitales por parte de los dentistas o si vas a necesitar un escáner óptico de escritorio para escanear modelos de yeso o impresiones físicas.

Si te estás planteando diseñar las piezas en tu propia clínica, asegúrate de asistir a una demostración del proceso de trabajo de cualquier software de diseño para entender el proceso paso a paso antes de adoptarlo. Después, selecciona un programa informático para odontología compatible con el equipo de escaneo y de fabricación que hayas elegido. La forma más fácil de hacerlo es elegir software que te permita importar archivos escaneados y exportar archivos STL libremente, lo que te garantiza que sean compatibles con cualquier herramienta de impresión 3D.

A la hora de elegir un equipo de fabricación, como fresadoras o impresoras 3D, pide siempre muestras antes de adquirir el equipo. Los datos técnicos y las especificaciones de marketing pueden ser engañosos y difíciles de descifrar. En vez de comparar folletos comerciales, compara las propias piezas y no dudes en solicitar una muestra física de una corona fabricada con fresadora, una férula impresa en 3D, o cualquier otra pieza que estés considerando. No hay mejor forma de comparar la calidad entre dos equipos que teniendo el producto final en tus manos.

3. Empieza a pequeña escala y ve aumentando tus capacidades

Cuando lo tengas todo preparado, prueba el proceso de trabajo durante unas cuantas semanas antes de adentrarte de lleno en la producción y dedica tiempo para aprender cada paso y resolver cualquier problema. A medida que te familiarices con los resultados, haz la transición a un proceso de trabajo completamente digital y ve aumentando sus capacidades.

Para ampliar los procesos de trabajo digitales basta con añadir capacidad de escaneo, diseño o producción, dependiendo de donde encuentres los obstáculos. Las impresoras 3D de escritorio ofrecen más flexibilidad productiva que nunca, así como equipos asequibles que te permiten añadir capacidad según tus necesidades. Contar con múltiples equipos supone además el beneficio adicional de la redundancia ante fallos, una ventaja significativa en comparación con otros sistemas más grandes y costosos.

Ofrecer un nuevo producto o servicio no tiene que ser una decisión difícil con una rentabilidad a largo plazo. Con la odontología digital, las clínicas dentales pueden empezar a pequeña escala, experimentar una rápida rentabilidad y aumentar sus capacidades con el paso del tiempo.

Empieza a trabajar con la odontología digital y la impresión 3D

Ahora que miles de clínicas y laboratorios dentales ya han adoptado los procesos de trabajo digitales, nunca ha habido un mejor momento para empezar a explorar las ventajas que puede traer la nueva tecnología a tu negocio.

Descubre los recursos dentales de Formlabs y consulta guías gratuitas, tutoriales paso a paso, libros blancos y seminarios web para saber cómo integrar la impresión 3D en tu laboratorio o en tu clínica.

¿Quieres comprobar su calidad de primera mano? Elige un material y te enviaremos una muestra gratuita impresa en 3D en la Form 3B para que la examines de primera mano.

Solicita una muestra gratuita